Durante muchas y largas horas, mientras configurábamos y plasmábamos este sueño de vida, quienes formamos parte de lo que hoy día es Su Merced, nos comprometíamos internamente a crear un lugar que realmente marque una diferencia para nuestros visitantes.

Entre risas y optimismo nos imaginábamos contando historias, creando manjares y compartiendo experiencias con quienes vinieran y así, invertimos todo el tiempo necesario para crear, no solamente un espacio elegante, confortable y cálido, sino también una filosofía que nos lleve a generar una experiencia de vida en cada visitante.

Cada nueva idea que surgía en las conversaciones resultaba en más trabajo, más detalles y mayor exigencia, hasta que un día, sentandos bajo la sombra del gran ciprés, contemplamos el trabajo completado y dijimos:

- Listos, estamos listos para recibir a la gente, tenemos una hermosa casa de hacienda de cerca de 400 años de antiguedad cuidadosamente restaurada, tenemos habitaciones personalizadas para los gustos de los clientes, tenemos una gran y acogedora chimenea, tenemos una moderna cocina para los eventos, tenemos un excelente horno de leña para las delicias que sabemos cocinar, tenemos salones de exposición y de eventos, tenemos una hermosa capilla, tenemos todo eso y más, pero sobre todo, tenemos el cariño del ecuatoriano, las ganas de compartir experiencias y el deseo de marcar una nueva huella en la historia.

Las demás ideas, las nuestras y las que nos sugieran, las iremos implementando poco a poco, lo que importa ahora es que estamos listos para compartir un excelente momento con Usted, estamos comprometidos con su satisfacción y nos esmeramos permanentemente para que cada visita sea mejor que la anterior.

Palabra de Su Merced!


Contacto

Email:
Subject:
Message:
How many eyes has a typical person?

Valoraciones