Su Merced está localizada en una antigua casa de hacienda cuyos registros históricos datan de 1784 pero que, por sus características arquitectónicas, se presume que fue construidas a inicios del siglo XVII.

La Casa de Hacienda ha sido cuidadosamente restaurada y cuenta con todos los servicios necesarios para brindarle una experiencia única en su estadía, sin embargo, tiene mucho más que eso: su esencia reflejada en arte y arquitectura.

Le invitamos a descubrir, a continuación un pequeño adelanto de lo que encontrará en Su Merced, le invitamos, a que siga la huella de la historia, o marque una nueva.

La Casa de Hacienda Su Merced, tiene en su interior una innumerable cantidad de expresiones artísticas, desde un Cristo de la escuela Quiteña, reproducciones de la Vírgen de la Merced en la entrada y una pequeña gruta en el salón principal en el que está representado el suceso de la Vírgen de los pobres.

En diferentes partes de la Casa, encontrará elementos históricos y de gran valor artístico, algunos de los cuales podrá Usted descubrir aquí con ayuda de la tecnología, pero que no podrán igualar el sentimiento que produce el estar en contacto con ellas.

El cuadro de los Angeles es uno de ellos. Localizado en el corredor exterior entre la entrada principal y los salones de juegos, es una pintura colonial que representa dos ángeles en una nube.

Otro ejemplo de lo mencionado es el interior de la capilla, donde se puede apreciar el Cristo de la Escuela Quiteña y en las paredes varios cuadros con imágenes religiosas.

La construcción de la Casa de Hacienda es, an sí misma, un patrimonio cultural y artístico, no solamente por su forma de construcción, sino también por el diseño colonial que en ella rige: la interconexión entre habitaciones, los suelos de piedra y la estructura de madera del techo, son testimonio del estilo de vida de la época.

En cada habitación podrá descubrir detalles que hablan de cada era por la que atravesó la casa de hacienda, con algunas adecuaciones, hechas por cada propietario según la época: el estudio y la capilla de mediados del siglo XX son ejemplos de ello.

La capilla que, en su tiempo, fue una pequeña iglesia en la cual se impartía misa a los dueños y sus trabajadores, conserva una arquitectura colonial

Los amplios salones en los que se ofrecían fiestas a la alta sociedad o recepciones a embajadores, catedráticos y altos dignatarios de la iglesia, conservan sus pisos de madera y la estructura de madera vista en el techo


Contacto

Email:
Subject:
Message:
How many eyes has a typical person?

Valoraciones